martes, 22 de marzo de 2016

Cosa’e Mandinga - Jorge Ariel Madrazo


Tanto poder. Y para qué. Si ella, la diabólica, no lo amaba.
Dijo: “Deshágase el cielo”. Y se deshizo.
Y tanto sol, ¿para qué?
Ordenó: “Apáguese el Sol”.
De pronto: la súbita noche absoluta. El hielo helándolo todo. El diablo se congelaba.
Quiso rogar: “Hágase el fuego…”. Pero el frío lo paralizó.
Se oyó, arriba, la burla del Gran Lamparero : “¿Queriendo imitarme, eh? Ahora, a bancársela”.
Satán comprendió que debía resolver de otro modo sus problemas de pareja.

Acerca del autor:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada