miércoles, 13 de enero de 2016

Taxistas precavidos - Maria Elena Lorenzín


Llama la atención en Buenos Aires, una de las capitales con más taxis, que los taxistas exhiban una cinta roja y un rosario colgados del espejo retrovisor. La cintita se entiende que es para protegerse del mal de ojo, de la envidia y de todo aquello que pueda ir mal. El rosario va siempre de copiloto.

Acerca de la autora: 
María Elena Lorenzin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada