miércoles, 13 de enero de 2016

Final abierto - Fernando Andrés Puga


Iban al cine casi todos los sábados. Luego cenaban en Los Inmortales. Ella salía de la sala quince minutos antes del final y se dirigía rapidito a la famosa pizzería a ocupar una mesa antes de que el público la invadiera. Al terminar la función, él se le sumaba. Ella preguntaba: ¿Cómo terminó? Él respondía: Más o menos, no te perdiste nada.
Nadie entiende por qué ella es tan feliz desde el día en que él quedó postrado por el golpe que se dio al rodar por las escaleras. Ahora usan el DVD. Cenan en casa.

Acerca del autor:
Fernando Andrés Puga

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada