lunes, 28 de diciembre de 2015

Diferencias - Carlos Barbarito


Dos ciudades exactamente iguales, una en la costa y otra sumergida. Lo único que las diferencia es el sonido de las campanas de sus iglesias, al propagarse por el aire y por el agua.
Dos aves, una ciega. Las dos cantan pero el canto del ave ciega se asemeja a un repetido y obstinado golpe de martillo sobre un metal que proviene del fondo de la tierra, al que sólo llegan las raíces.

Acerca del autor:
Carlos Barbarito

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada