miércoles, 26 de agosto de 2015

Nunca debí volver - Ada Inés Lerner


Nunca debí volver. Fue una mala idea. Hoy pertenezco a la UAC Universal, soy bióloga espacial en sus laboratorios científicos y los viajes espaciales de investigación Saturno y Titán me han dejado en el alma y en el cuerpo algunas huellas. 
No previne que en mi pueblo y en el planeta el éxodo había cambiado todo a los saltos, para peor. Que el lugar de la calesita de mi infancia lo suplantó el silencio y muchos, demasiados, son baldíos marcados por la basura que cae de los satélites artificiales. 
Los cómplices de mi adolescencia se han ido ¡vaya una a saber adónde! y ni las paredes de sus casas no han quedado en pie en el sitio en que yo había sido muy feliz: a pesar del entrenamiento en algún lugar guardo los recuerdos de mi infancia de pueblo. 
Las antiguas casas de la partera y la farmacia ya no están, Defensa Civil, casi inexistente, levantó un edificio profundo donde funciona un refugio y cada tanto una alarma llama a los sobrevivientes, antes de entrar los examinan con el láser y luego les dan un hogar de acero sin ventanas ni calor humano. 
Ayer yo no los conocía y hoy sé que están obsoletos aunque imprescindibles pero ¡tan cerca de mi escuela! donde todavía se enseña y se aprende, para una que ya sabe que por ahí no pasará el futuro y porque es difícil regresar donde las viejas ilusiones ya no crecen como la enamorada del muro. 
No, nada dura para siempre. Al pasar por esos lugares eché de menos a alguien que en su momento estuvo a mi lado y hoy se fue ¡quién sabe adónde! Acompañando a otra, que ni siquiera puedo odiar. 
Por si fuera poco aunque él regrese y no me reconozca será porque él tampoco es el mismo. 
Y es posible que lo peor de tal visita sea que pasé por el viejo y ruinoso bar, el único que quedó mostrando la piel ajada de una necesidad humana del vicio y me reconozca “el malo de la historia” y me vuelva a decir con la misma voz burlona. 
—Hola Raquelita, pero si sos vos, vos, aquella creída ¿Querés ver mi “farmacia”?

Acerca de la autora:
Ada Inés Lerner

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada