sábado, 4 de marzo de 2017

El ciclo trágico de la Pakaskkaklunta — Daniel Alcoba


Qobb al-Din no había querido exagerar con su harén. Dejó la soltería a los dieciocho años casándose con dos hermanas, luego incorporó al serrallo a una hija del muftí de Damasco, más tarde a la heredera de un petrolero qatarí, y finalmente a tres gimnastas rítmicas iraquíes que lo enamoraron haciendo piruetas en las olimpiadas Túnez 2062, y que él había raptado en el estadio olímpico valiéndose de un avión de despegue y aterrizaje vertical, de última tecnología, y de una escuadra muyahidín de audaces.
Se plantó en siete esposas que le dieron veinticuatro hijos. No obstante, quienes heredaron su poder político militar fueron los seis clones probos elegidos, que nacieron y se criaron sin madres ni nodrizas biológicas, en el laboratorio de ingeniería genética de Damasco. Ellos fueron quienes al mando del Emir de los Creyentes, su fuente genómica original, persiguieron, cercaron y enfrentaron al clon rebelde Canchisklun que se hizo fuerte en la ciudad de Tebas. No la Tebas de Grecia y de Sófocles, donde se exterminaron los herederos del rey Layo y de la reina Yocasta, y los de Agamenón y Clitemnestra; ni la egipcia de los grandes templos donde ayunaban los ermitaños cristianos, sino la Tebas de Tahuantinsuniyya, fundada por el Incalifa Qobb al-Din apenas lo invistieran Emir de los Creyentes, a causa de la defunción del primer incalifa Asadum ibn Yupanqui.
El decano incalifal, con perfecta disciplina teologal, tuvo un paro cardio-respiratorio el día de su 120º cumpleaños, tanto como para no transgredir el plazo existencial humano dispuesto por Dios en Gn 6, 3: Ciento veinte años serán sus días.
El ciclo tebano de la historia incalifal arranca con Siete contra Tebas. Los sietes son Qobb al-Din, sus cuatro clones generales, Ñaupa, Iscai, Quinsa y Tahua, los dos clones ministros de Economía -Hacienda e Interior, y Tebas (de Tahuantinsuniyya) es sobre todo la ciudad donde se había atrincherado Canchisklun con un batallón de dragones en cuasiecos heterogéneos, de veinticuatro pelajes diferentes:
1. Afantasmados del Níger: amarillentos con manchas blancas;
2. Alazanes de Trípoli: rojizos. Tres cuernecillos de jirafa, dos grandes y uno pequeño;
3. Azulejos de Tánger: pelos blancos y negros, con reflejos azules, 2 cuernos;
4. Barcinos del Atlas: pelajes de diversos colores, con muchas manchas de forma irregular, dos y tres cuernos;
5. Bayos mauritanos: del color de la arena del desierto, tres cuernos;
6. Cebrunos etíopes bi: oscuros con una banda negra paralela a la columna vertebral, y otras transversales en las extremidades; dos cuernos;
7. Cebrunos etíopes tri: blancos con muchas bandas transversales negras; tres cuernos;
8. Colorados de China: rojizos más rojos que el alazán; dos y tres cuernos;
9. Gargantillas chíies: con una mancha roja en la garganta; dos cuernos;
10. Gatunos sicilianos: pelaje oscuro con manchas negras, y negras crines, colas, ollares y patas; dos y tres cuernos;
11. Jabatos musabihun: pelaje de color ocre con manchas oblongas de color pardo, como los jabatos; tres cuernos;
12. Lobizones alunados: parecidos a los lobos por el pelaje, negros en las extremidades y rabo; dos cuernos;
13. Malacaras beduinos: mancha blanca en la frente, el resto casi siempre rojizo; dos o tres cuernos;
14. Malacaras de sueño: con una mancha negra en la frente y el resto del pelaje muy claro, semejante al bayo; tres, cuatro y hasta cinco cuernos (dos grandes y tres pequeños en este último caso);
15. Overos purpurinas: todos blancos con manchas de hasta cuatro colores diferentes; dos cuernos;
16. Overos degollados, con una mancha roja en el pescuezo, a tres cuartas del pecho, que a veces llega a éste; tres cuernos;
17. Palomos moros: blanco grisáceos, dos y tres cuernos;
18. Pampas argentiniyya: cabeza blanca y cuerpo oscuro; cinco cuernos;
19. Picos blancos quraysíes: pelajes oscuros, con mancha blanca en los belfos u hocico; tres cuernos;
20. Rabicanos libios: pelaje oscuro con manchas blancas en la base de la cola; dos y tres cuernos;
21. Rosillos del Sahel: mezcla uniforme de pelos blancos y rojizos; dos cuernos;
22. Ruanos al-Mawkibun: alazán, pero con crin y cola blancos; tres cuernos;
23. Tordillos yupanquianos: mezcla de pelos blancos y negros; dos cuernos;
24. Zainos Ccaya cama (hasta mañana) pardo oscuro con reflejos rojos; dos cuernos.
También de la dinastía clónica de Qobb al-Din y del ciclo tebano arranca la nueva psicología kluniana de Mundsig Freud'sKlon, psiquiatra vienés que a causa de la tragedia y también del hecho de ser él mismo un clon amamantado con pezones de silicona, investigó la psiquis resultante de las clonaciones desmadradas y publicó en 2075 su Klunpsychopathologica.


Acerca del autor:  Daniel Alcoba

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada