miércoles, 14 de diciembre de 2016

Como Eloísa y Abelardo, más o menos – Sergio Gaut vel Hartman


—Las conclusiones de los investigadores son erróneas —dijo el testigo de identidad reservada.
—¿Cómo se atreve a decir eso? —replicó el oficial.
—Yo estuve allí.
—En la habitación sólo estaban el victimario y su víctima.
—Eso es falso. No hubo victimario, y tampoco víctima.
—Todos los indicios apuntan a que Mauro Lácrima violó a Marcia Tipicchetti, la mató y se suicidó.
—No hubo violación sino sexo consentido luego de que ambos acordaron un pacto suicida.
—¿Y usted cómo sabe eso?
—Yo estaba allí. Y mi sola presencia explica todo lo ocurrido.
—Miente; la puerta estaba cerrada por dentro.
—Marcia y Mauro se amaban, pero no podían concretar su amor porque ambos estaban casados.
—No me convence.
—Así son las cosas en Sicilia, oficial —concluyó suspirando Preservativo Condon.

Acerca del autor:
Sergio Gaut vel Hartman

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada